La ley tiene varios términos diferentes para las personas que heredan bienes del patrimonio de una persona fallecida, entre los que encontramos a los “legatarios”, los “herederos” y los “beneficiarios”. Y aunque en algunos estados su uso y significado varía en minucias, existen características claras que diferencian a unos de otros. Y por ello, a continuación te presentamos una breve guía para explicar algunas de las palabras más utilizadas en esta área de la ley.

¿Qué es un beneficiario?

“Beneficiario” es un término genérico para alguien nombrado en un testamento o fideicomiso para recibir propiedad o bienes (es importante mencionar que en un fideicomiso, un beneficiario puede tener un interés presente como también uno futuro).

En otras palabras, cuando nos referimos a un “beneficiario” hablamos a menudo de un término general que incluye a otras palabras más específicas, las cuales  analizaremos con mayor profundidad a continuación.

¿Qué es un legatario?

La definición histórica de “legatario” es la de alguien que recibe bienes personales (en lugar de bienes inmuebles) de un patrimonio. Sin embargo, la característica más importante es la siguiente: un legatario puede heredar de un testamento, pero no necesariamente estar relacionado con el difunto en materia de afinidad sanguínea.

El ejemplo más común sería el de un amigo heredado por voluntad de alguien, pero un legatario también puede ser una organización benéfica, comercial u otra organización.

¿Y quién es un “legatario universal”?

Un “legatario universal” es la persona que hereda no solo los bienes, las propiedades o los derechos del fallecido, sino también sus obligaciones y hasta sus deudas (si el difunto las tuviera) de títulos de propiedad. Todo esto a través de una disposición testamentaria.

¿Qué es un heredero?

Cuando en casos testamentarios utilizamos el término “heredero” generalmente nos referimos a los familiares de vínculo o afinidad sanguínea, tales como los hijos, los padres, los hermanos, las sobrinas y los sobrinos, los abuelos, los tíos y los primos, así como al cónyuge sobreviviente del difunto y, como caso excepcional, a los hijos adoptados.

Cuando alguien muere intestado, las leyes del estado rigen la distribución de la propiedad del difunto, siguiendo una línea de sucesión de intestado. Las leyes estatales varían, pero, en la mayoría de las jurisdicciones, los cónyuges e hijos heredan primero. Si un difunto no tenía cónyuge o hijos, generalmente los padres heredan a continuación, y así sucesivamente en la línea de familiares, según la disposición de la ley.

Entonces… ¿Un heredero y un legatario son beneficiarios?

Ya que la definición de beneficiario, como lo hemos visto, es sumamente amplia, diremos que sí, incluye a ambos.

Es importante para nosotros que usted conozca las diferencias que hay entre cada uno de estos personajes al momento de dictar o redactar sus últimas voluntades. En Último Testamento le ofrecemos una manera práctica de obtener uno on-line pero no sin antes darle la mano en esclarecer todo lo concerniente a este paso en su vida. ¡No deje de visitar nuestro blog!

© 2018 Ultimo Testamento de Spanglish, LLC
¿Tener preguntas? 844-262-9161

logo-footer

Al utilizar Ultimo Testamento, Ud. esta de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y Política de Privacidad. Ultimo Testamento no ofrece asesoramiento legal – consulte a un abogado licenciado para obtener consejo legal. Al usar este sitio web, Ud. acepta que NO se crea una relación abogado-cliente.

Ver los TÉRMINOS DE SERVICIO para obtener información adicional sobre las limitaciones en el uso de este sitio web. POLÍTICA DE PRIVACIDAD

¿Preguntas?