Aunque la partida de un ser querido traiga consigo un tiempo de luto y sensibilidad emocional, llega el momento de sobreponerse, mirar hacia el futuro y reconocer que es hora de dar el siguiente paso que aquel o aquella que se fue desearía que usted haga: obtener los bienes que dejó como legado y muestra de preocupación por los suyos.

¡Tenga ánimo! Este trámite no tiene por qué ser engorroso.

Sabemos que ante el duelo es difícil ver el panorama futuro con claridad, por eso hoy le queremos ofrecer una mano y guiarle por el camino que ha de seguir para tal propósito. ¿Desea saber si usted es una de las personas idóneas para hacerlo? ¿Quiénes más pueden reclamar el último testamento de quien partió? ¿Cómo se puede obtener tal documento? ¡Aquí se lo respondemos!

¿Quién puede acceder al último testamento?

Tras el fallecimiento, existen solamente tres grupos de personas que pueden acceder al documento de últimas voluntades del difunto:

En primer lugar, tenemos a aquellas que han sido nombradas en testamento y que además, el titular les otorgó algún tipo de derecho. Entre estas personas tenemos a los herederos, los administradores, los albaceas o los legatarios.

En el segundo ‘bombo’, nos encontramos con aquellos que, a pesar de no existir testamento, deberían ser convocados de acuerdo a las reglas sucesorias o gracias a un testamento anterior que haya escrito el mismo titular en cuestión.

Por último, tendrán acceso las personas consideradas legitimarias. Por personas legitimarias nos referimos a aquellos familiares a los que les pertenece de manera irrevocable, de acuerdo a la ley, cierta parte de los bienes o derechos de quien partió.

¿Y a quién podemos o debemos de pedir el último testamento?

El primer paso consiste en tramitar el certificado de defunción en el Registro Civil. Luego deberemos dirigirnos al Registro de Actos de Últimas Voluntades, lugar donde se inscriben todos los testamentos, una vez que hayan transcurrido 15 días hábiles a partir del fallecimiento.  Ahí nos indicarán si el fallecido dejó o no testamento; y en caso de existir nos harán saber la identidad del notario al que se le otorgó.

El último paso es sencillamente pedir una copia al despacho notarial señalado en caso de ser una persona que se encuentre entre los tres grupos mencionados en el punto anterior. Cabe resaltar que el testamento del fallecido permanecerá 25 años en la Notaría en la que se firmó, y una vez transcurrido ese tiempo, es remitido al Colegio de Notarios o al distrito notarial correspondiente.

El proceso de construcción de un testamento debe ser lo más preciso y claro posible. Y hoy en día es sumamente recomendable y sencillo hacerlo vía on-line para evitar que un cabo quede suelto. En Último Testamento le ofrecemos esta vía para asegurarnos de que se cumpla a carta cabal y que  la carga de su partida sea menor para los suyos. ¡Obtenga uno hoy!

© 2018 Ultimo Testamento de Spanglish, LLC
¿Tener preguntas? 844-262-9161

logo-footer

Al utilizar Ultimo Testamento, Ud. esta de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y Política de Privacidad. Ultimo Testamento no ofrece asesoramiento legal – consulte a un abogado licenciado para obtener consejo legal. Al usar este sitio web, Ud. acepta que NO se crea una relación abogado-cliente.

Ver los TÉRMINOS DE SERVICIO para obtener información adicional sobre las limitaciones en el uso de este sitio web. POLÍTICA DE PRIVACIDAD

¿Preguntas?