“Yo no sé mañana, si estaremos juntos, si se acaba el mundo” recita una famosa canción, llena de un mensaje profundo envuelto en un tono alegre. Un mensaje real, que nos recuerda el poco poder que tenemos sobre lo que pueda suceder al día siguiente. La fugacidad de lo que somos hay que reconocerla, porque hoy estamos, y mañana no sabemos. Pero ante esto, las personas que amamos y su futuro, son razones que invitan a pensar que a lo mejor podemos dejarles algo más que un buen recuerdo.

Un testamento certifica nuestras últimas voluntades y dota de tranquilidad a nuestros seres amados ante la desdicha de lo incierto.

Por ello, te presentamos aquellas razones que hacen tan importante la creación de un testamento:

Por tu cónyuge

Aunque en la mayoría de los Estados existen leyes que sí o sí brindan parte de los bienes al cónyuge sobreviviente ante una situación de inexistencia de testamento, ten en cuenta que no siempre podrá ser la cantidad que a lo mejor destinaste para tu esposo o esposa. Haz que el “amor de tu vida”, lo siga siendo aun después de la misma.

Por tus hijos menores

Los más pequeños necesitan de mucha atención y comprensión en el duelo, ya que necesitarán algo más que solo lo material. Aquí hablamos de tutores, personas escogidas por los padres en el testamento para guiarlos y brindarles una formación adecuada. Por cierto, sepa que un juez lo puede hacer si no hay documento alguno.

Para evitarles a tus familiares trámites engorrosos que alarguen su duelo

Y no solo eso: peleas, discusiones, formalidades, en fin, una serie de sucesos que le quitarán aquello que nuestra ausencia ya les arrebató momentáneamente: paz y alegría. Un testamento deja claro todo y acelera los procesos post-fallecimiento, para que así ganen tiempo y lo inviertan sanando mejor las heridas del adiós.

Porque no todo son bienes

No siempre las últimas voluntades se miden con billetes y números. Un testamento puede ser el último mensaje textual y profundo que le deje a su generación. Desde convicciones religiosas o ideológicas, declaraciones de amor, hasta instrucciones sobre cómo llevar la empresa, pasando por recomendaciones de estudio a nuestros hijos. O incluso de reconciliación familiar, más aun en el duelo.

Porque es sencillo, nada costoso y puede modificarse

Procesos entendibles, precios económicos y sobre todo, la facilidad de actualizarlo cuantas veces sea necesario, ya que la última modificación es la que importa. ¿Y cuándo es que hay que renovarlo? Le recomendamos que sea:

  • Cuando se case.
  • Cuando se divorcie.
  • Cuando tenga hijos.
  • Cuando sus hijos alcancen la mayoría de edad.
  • Cuando su situación financiera cambia significativamente.
  • Cuando se cambie de Estado.
  • Cuando un heredero fallezca.

¡En Último Testamento estamos dispuestos a ayudarl@ a realizar su última voluntad, crear un testamento y resolver las dudas que tenga! Para que sí sepa qué pasará mañana, así no se esté junto, o así se acabe el mundo.

© 2018 Ultimo Testamento de Spanglish, LLC
¿Tener preguntas? 844-262-9161

logo-footer

Al utilizar Ultimo Testamento, Ud. esta de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y Política de Privacidad. Ultimo Testamento no ofrece asesoramiento legal – consulte a un abogado licenciado para obtener consejo legal. Al usar este sitio web, Ud. acepta que NO se crea una relación abogado-cliente.

Ver los TÉRMINOS DE SERVICIO para obtener información adicional sobre las limitaciones en el uso de este sitio web. POLÍTICA DE PRIVACIDAD

¿Preguntas?