La última voluntad de una persona no puede ser objeto de manipulaciones. Imposible descansar en paz cuando la desconfianza entre herederos y las disputas por intereses aparecen debido a las sospechas de un testamento aparentemente adulterado. Pero, ¿cómo saber que en verdad es así? La legitimidad de un documento como éste es pilar fundamental para su cumplimiento. Para asegurarse de que los últimos deseos de un ser querido sean ejecutados conforme a la legalidad del asunto, usted puede realizar tres acciones:

Revise el Certificado de Últimas Voluntades:

Lo primero que debe hacer es conseguir un certificado original de defunción. Con él, usted puede acudir a la Secretaría del Ministerio de Justicia de su ciudad y solicitar un “Certificado de Últimas Voluntades“.

En este documento aparecen los testamentos hechos por una persona en específico. Si la misma ha hecho varios, hay que aferrarse al último, para así comprobar la legitimidad de la distribución realizada por el fallecido. Todo esto, claro está, bajo la premisa de que exista un testamento avalado por la firma de una notaría.

Realice un análisis caligráfico

De tratarse de un testamento ológrafo, es decir, escrito por el mismo puño y letra del difunto, una opción muy viable es someterlo a un riguroso análisis caligráfico efectuado por un  especialista en el asunto. Si existieron alteraciones o no se registra una concordancia entre la manera en la que se escribió el testamento y otro manuscrito, con seguridad, podrá conocer la existencia o escasez de legitimidad.

Revisa si el testamento se firmó adecuadamente

Comúnmente, un testamento es válido solo si se firmó en presencia de dos testigos. Eso sí, está establecido que dichos testigos no pueden ser herederos, legatarios, sus cónyuges ni sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. Constate dicha información en caso de presentársele sospechas.

¿CÓMO PUEDO EVITAR ESTOS INCONVENIENTES?

Se recomienda realizar el proceso testamentario en una etapa madura y consciente de la vida. Pero no sólo eso, sino que le sugerimos además que lo realice en presencia y acuerdo de aquellos que resultarán beneficiados, despejando así todo malentendido posterior. Siendo común que los adultos mayores realicen testamentos, es importante considerar su estado de senilidad para poder acompañarlos mientras se documentan sus últimas voluntades. Las personas con enfermedades mentales siempre deben estar bajo la observación de familiares responsables también. Éstos certificarán sus deseos finales en cuanto al legado material que dejará.

Cabe señalar que, al presentar una demanda en el tribunal, su reclamo debe estar basado en algo más que el chisme o la especulación. Si sospecha que un testamento se realizó, editó o firmó de forma fraudulenta, debe, al menos, haber hablado con los testigos en la firma. ¿Por qué? Pues porque la muerte es dolorosa para todos los que sean cercanos a la herencia. Ser delicado, civilizado y cortés con los demás herederos en la resolución de disputas llevará a buen puerto todo proceso legal. Si desea conocer más sobre últimas voluntades, en Último Testamento lo ayudaremos y orientaremos de la mejor manera. ¡No dude en contactarnos!

© 2018 Ultimo Testamento de Spanglish, LLC
¿Tener preguntas? 844-262-9161

logo-footer

Al utilizar Ultimo Testamento, Ud. esta de acuerdo con nuestros Términos de Servicio y Política de Privacidad. Ultimo Testamento no ofrece asesoramiento legal – consulte a un abogado licenciado para obtener consejo legal. Al usar este sitio web, Ud. acepta que NO se crea una relación abogado-cliente.

Ver los TÉRMINOS DE SERVICIO para obtener información adicional sobre las limitaciones en el uso de este sitio web. POLÍTICA DE PRIVACIDAD

¿Preguntas?